Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/ecozoolo/public_html/zoowebplus/inc/inc_conexion.php on line 5
Serval - ZooWeb Plus

Comparte esta página con tus amigos:

El Serval

Carnívoro de la familia de los félidos, que mide hasta 100 cm de longitud y una alzada de 60 cm. Su pelo es de dorado a rojizo con manchas oscuras, formando bandas longitudinales. Abunda en África, en praderas de altos pastos, boscajes y zonas rocosas propicias para hallar escondrijos seguros. Se alimenta de mamíferos, principalmente roedores, y aves. Su piel es muy apreciada, lo cual ha causado una disminución en el número de ejemplares.

Una gran cantidad de servales son mantenidos como mascotas en los Estados Unidos, donde son frecuentes los reportes de estos animales extraviados. Servales mantenidos como mascotas han atacado a niños y adultos sin haber sido provocados, causando serias heridas que requirieron la hospitalización de estas personas.

En áreas boscosas, el serval se convierte en un hábil trepador y, ya adulto, acecha a sus presas desde lo alto de una rama y salta sobre ellas de improviso.

Área de dispersión del serval. Centro y sur de África, disminuyendo su población hacia los extremos norte, oeste y sur. Podrían quedar un par de poblaciones en zonas montañosas del norte de África.

El Serval

(Leptailurus serval)

El SERVAL (Leptailurus serval, aunque clasificado por otros autores como Felis serval), que los colonos de África meridional llaman “gato de la selva”, tiene el cuerpo alto y delgado, cabeza alargada y comprimida lateralmente y grandes orejas redondeadas en su ápice. El pelo es corto, espeso, suave y reluciente; rojizo o amarillento en el lomo y blanco en el vientre. Manchas negras, de claros contornos, aparecen dispuestas según líneas regulares en el lomo, y esparcidas en los flancos, en el cuello y en las patas. La cola está salpicada de anillos negros; las grandes orejas son, asimismo, negras en su base.

Distribución

Ampliamente distribuido en la sabana y praderas africanas, al sur del Sahara, y hasta hace pocos años una población remanente en las áreas montañosas del norte de África, en Marruecos, Argelia y Túnez. Es probable que en esta zona esté extinto. Su distribución va disminuyendo hacia los extremos norte, oeste y sur de su área. Antiguamente se lo encontraba a lo largo de la costa sur de África, pero hoy en día es muy difícil hallarlo en Sudáfrica.

Hábitat

La condición esencial que define el hábitat del serval, es la proximidad al agua. Es importante la disponibilidad de refugios seguros, en los cuales descansar durante períodos de inactividad, y zonas que dispongan de una gran población de roedores para la caza. Esta zonas suelen ser praderas de altas pastos, cañaverales, sotobosques, o terrenos pantanosos.
También vive en las montañas en las que abundan los matorrales y boscaje de poca altura, y en las zonas rocosas donde las hendiduras y las grutas naturales le ofrecen seguros refugios. En algunas partes de África, penetran en densos bosques, pero no se los encuentra en las selvas.

Comportamiento

El serval es un animal solitario, excepto cuando la hembra está acompañada de sus crías o durante el cortejo. Es un animal activo desde el anochecer hasta el amanecer aunque, en ocasiones, se lo puede ver buscando alimento durante el día en áreas donde no hay mucha actividad humana, en días tormentosos o con niebla, y cuando las presas que puede cazar en una determinada área son diurnas.

Alimentación

La alimentación del serval depende de su zona de distribución, pero un alto porcentaje consiste en roedores. También caza liebres, ranas, reptiles, insectos y, en algunos casos, antílopes jóvenes y otros animales de este tipo. Habitualmente se alimenta en el mismo lugar donde capturó su presa, aunque las hembras transportan la presa cierta distancia, hacia donde se encuentran sus cachorros.
De día duerme escondido en un lugar bien protegido y sale a la búsqueda de sus presas al anochecer: astuto y prudente, acecha silenciosamente la posible víctima, saltando sobre ella de improviso con gran agilidad. Cuando caza aves, las captura en medio del vuelo, a media altura, mediante un salto hacia arriba, atrapándolas entre sus dos patas delanteras.

Reproducción

Los servales se reproducen en cualquier época del año, pero es común que los nacimientos ocurran durante la estación lluviosa, cuando, debido al crecimiento de nuevas plantas, hay más presas disponibles.
Luego de una gestación que dura de unos 68 a 72 días, nace una camada de entre una y tres crías (en ocasiones, hasta cinco) que pesan unos 200 gr. La madre da a luz a sus cachorros en madrigueras excavadas por otras especies, o en una densa vegetación. Si se les molesta, la madre los traslada de sitio uno por uno en su boca. Los jóvenes servales permanecen con su madre durante un año y alcanzan la madurez sexual entre los 18 y los 24 meses de edad.

Conservación

Se encuentra amenazado por varios factores, de los cuales, el más importante es la pérdida y degradación de su hábitat, debido a plantaciones de árboles para el uso comercial de su madera y al exceso de pastoreo por parte del ganado. Otras amenazas son el tráfico de pieles y los granjeros, cuyos programas no selectivos de control de depredadores han causado la muerte de varios servales.
En algunas áreas, de las cuales ha desaparecido, se ha considerado la reintroducción del serval como la única medida de conservación efectiva para esta especie en la región. Los propietarios de tierras pueden no sentirse atraídos por esta medida, aunque se ha encontrado muy poca evidencia de que los servales ataquen al ganado. Es común que servales que han matado aves de corral vuelvan a hacerlo, ante lo cual, el uso de alambrados como método de disuasión, es una medida muy efectiva.
En África oriental, la carne del serval se considera un alimento exquisito, excepto entre los mahometanos, que la consideran impura.

Las pocas ocasiones en las que se pueden ver servales juntos son durante los cortejos y cuando la hembra se encuentra con su prole.

Bibliografía

www.zoowebplus.com