Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/ecozoolo/public_html/zoowebplus/inc/inc_conexion.php on line 5
Zorro Rojo Común - ZooWeb Plus

Comparte esta página con tus amigos:

El Zorro Rojo Común

Carnívoro de la familia de los cánidos, mide de 60 a 75 cm, sin contar los 35 a 50 cm correspondientes a la cola. Su alzada es de 40 cm aproximadamente, y el peso oscila entre 4 y 10 Kg. Es característico de este animal su hocico puntiagudo y ojos oblicuos. El pelaje es espeso y suave, de color leonado o gris rojizo, que tiende a ceniciento en el pecho y vientre; por lo que a menudo se confunde con la coloración del suelo y la vegetación.

Cuando el suelo se cubre de nieve se conforma con cualquier comida, insectos, lombrices, e incluso carroña y restos de comida de humanos.

A finales del otoño, los pequeños zorros, al alcanzar el grado de desarrollo que le permite subvenir a sus necesidades, se separan de la madre.

El zorro ocupa con frecuencia madrigueras de otros animales, en especial la del tejón. Aunque no es muy sociable llega a veces a convivir con éste.

El zorro rojo norteamericano es principalmente conocido por su forma melánica: El zorro plateado.

Otro zorro de América del Norte es el kit-fox, más pequeño que el zorro plateado y con la punta de la cola negra.

EL ZORRO PÁLIDO (Vulpes pallida) es una variedad del zorro común de color ante brillante. Habita en África y Asia Central.

El área de dispersión del zorro comprende la mayor parte del hemisferio septentrional. Cuanto más al norte vive, mejor aspecto tiene, ya que con la latitud aumenta la calidad, brillo y espesor de su pelo; por el contrario a medida que desciende hacia el sur el pelaje disminuye de intensidad, y también el animal se hace más pequeño y débil. Asimismo los zorros provenientes de regiones llanas y pantanosas presentan un color menos bonito.

El Zorro Rojo Común

(Vulpes vulpes)

EL ZORRO ROJO COMÚN es famoso, conocido en todas partes como un símbolo de astucia, picardía y agudeza, no exentas de ciertas buenas maneras. Ha sido mil veces mencionados en proverbios populares, leyendas, fábulas y poesías. Pero en realidad el zorro no es superior a ninguna otra fiera; sin embargo se puede reconocer en él una gran aptitud para adaptarse a las condiciones naturales de los lugares donde vive.

Presenta algunos rasgos característicos, si bien sus hábitos son bastante similares a los de otros cánidos: tiene la cabeza ancha, la frente plana y el hocico largo y agudo. Los ojos son oblicuos y las orejas erguidas. El cuerpo alargado parece grueso debido al pelo espeso que lo cubre. Las patas son delgadas y cortas y la cola larga y peluda.

Es ágil, veloz y resistente, así como muy robusto y apto para realizar los movimientos más variados: se desliza por estrechos espacios y se escurre sigilosamente, además da grandes saltos, nada muy bien y es un hábil trepador. Al correr lleva la cola levantada, tendida hacia atrás, mientras que cuando camina la baja arrastrándola por el suelo. Si está al acecho se tiende en el suelo sobre el vientre.

La voz del zorro es un ladrido breve que termina en una especie de aullido más fuerte y más agudo.

Este animal habita en la mayor parte del hemisferio septentrional; está difundido por toda Europa, América del Norte y Asia hasta China meridional e Indochina, así como por el norte de África. También se lo encuentra en el sur de Australia.

La piel del zorro rojo es muy apreciada, por lo que se le caza, pero no solo el hombre es su enemigo. También lo persiguen los lobos, perros y algunas aves de rapiña.

El zorro puede presentar las enfermedades típicas de los perros incluida la rabia.

Acostumbra buscar sus presas durante la noche. Al cazar desconfía de cualquier cosa desconocida y solo deja de ser cauto cuando siente un hambre excepcional, en ese caso huye con la presa en la boca. Cuando captura una presa y no está hambriento antes de matarla juguetean con ella. Para sus correrías prefiere los bosques y si debe trasladarse a otro lugar lo hace escondiéndose entre matas y arbustos.

Su presa favorita son los ratones, los que constituyen gran parte de su alimento; esto convierte al zorro en un animal útil. También persigue liebres, conejos, cervatillos y cabras jóvenes. Devasta los nidos de los pájaros que encuentra en los arbustos e incluso trata de apoderarse de las aves adultas. Nada y chapotea en lagunas y pantanos en busca de aves acuáticas. Además se introduce en gallineros done mata a las aves domésticas. Las crías no se contentan con ratones y ambicionan ser alimentados con carne de animales más grandes.

Los machos son menos exigentes: comen insectos y lombrices, visitan viñedos y huertos donde devoran fruta, en especial si está muy madura. También pasan horas junto a un arrollo para capturar peces y cangrejos.

El zorro suele matar a sus compañeros heridos, no solo para comérselos sino también para evitarles sufrimientos.

La época de celo de este animal empieza generalmente a mediados de febrero y dura varias semanas. Entonces los machos se reúnen en grupos alrededor de una sola hembra. Durante este tiempo, el olor de su cuerpo se intensifica, ladran más a menudo y se producen numerosas luchas entre los machos.

La hembra da a luz en una galería provisional que ella misma excava, o busca un escondite en el hueco de un árbol, en cualquier montón de piedras o ramas o en un matorral muy espeso. Recubre todo el espacio de pelos y allí nacen los pequeños.

Durante la gestación, a la hembra se le va cayendo el pelo del vientre, de manera que descubre las mamas al mismo tiempo que el pelo le sirve preparar la blanda y tibia yacija. La gestación dura aproximadamente dos meses, por lo que el nacimiento se produce a fines de abril o principios de mayo. El número de crías varía entre tres y ocho, llegando a veces a doce. En general las madrigueras contienen entre cuatro y siete pequeños.

Cuando nacen tienen los ojos cerrados y el cuerpo cubierto de un pelo liso, corto y pardo, con puntos amarillentos y grisáceos; la cola es blanca en la punta. Los cachorros se desarrollan lentamente: abren los ojos dos semanas luego del nacimiento, cuando ya han apuntado sus primeros dientes. Comienzan a salir de sus madrigueras a la edad de un mes, o mes y medio. La madre les lleva alimento y los familiariza con animales vivos para que aprendan de la caza desde pequeños. A fines del otoño se separan de la madre, ya que pueden sobrevivir por sus propios medios. En caso de que la madre de los cachorros muera, es el macho, si bien no puede asegurarse de ser el padre, quien los tiene a su cuidado.

Los zorritos se crían fácilmente y se domestican en poco tiempo, si son capturados a edad temprana.

EL ZORRO PLATEADO (Vulpes vulpes para unos y Vulpes fulva para otros) es una variedad oscura (melánica) del zorro rojo norteamericano. Presentan la piel oscura salpicada de blanco, ya que los largos pelos que cubren la lanilla tienen la terminal blanca. Su piel es muy apreciada, razón por la cual existen criaderos de estos animales donde se han hecho selecciones con el fin de lograr mejor calidad.

De día y noche merodea por el campo solo, ya que no es sociable, en busca de fruta madura, miel y presas de cualquier clase.

www.zoowebplus.com